Español English (UK)

Usted está aquí:Servicios

Servicio de Atención Domiciliaria

Fundación Coremsa pone a su disposición un Servicio Privado de Ayuda a Domicilio adecuado a sus necesidades: atención personal, atención en el domicilio y relaciones con el entorno.

Contamos con un amplio equipo de profesionales cualificados y con experiencia que podrán atenderle en sus necesidades de la vida cotidiana.

Llámenos para concertar una cita y acudiremos a su domicilio para conocernos, ampliarle la información y preparar una plantilla de servicios específica para sus necesidades.

FUNDACION COREMSA: Lo que más te importa en las mejores manos.

¿Qué actuaciones constituye el Servicio de Ayuda a Domicilio? +

Las actuaciones que constituyen el servicio de ayuda a domicilio son:

  • Servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar: limpieza, lavado, cocina u otros.
  • Servicios relacionados con el cuidado personal, en la realización de las actividades de la vida diaria (aseo e higiene personal, ayuda en el vestir y comer, etc.).

 

DESCRIPCIÓN DE LOS SERVICIOS: +

El auxiliar del servicio de ayuda a domicilio es el profesional que tiene por objeto atender, en el propio domicilio o entorno, y siguiendo las pautas de actuación y cuidados indicados por la coordinación del servicio, las actividades siguientes:

 

Personal: Se entiende por actividades de atención personal las siguientes:

  • El aseo e higiene personal, habitual o especial, arreglo personal, ducha y/o baño, incluida la higiene bucal.
  • Ayuda personal para el vestido, calzado y la alimentación.
  • Transferencias, traslados y movilización dentro del hogar.
  • Actividades de la vida diaria necesarias en la atención y cuidado de las personas usuarias.
  • Estimulación y fomento de la máxima autonomía y participación de las personas usuarias en la realización de las actividades básicas de la vida diaria.
  • Fomento de hábitos de higiene y orden.
  • En personas con alto riesgo de aparición de úlceras por presión, prevenir éstas mediante una correcta higiene, cuidados de la piel y cambios posturales.
  • Ayuda en la administración de medicamentos que tenga prescritos la persona usuaria.
  • Cuidados básicos a personas incontinentes.
  • Ayuda para la ingestión de alimentos.
  • Fomento de la adecuada utilización de ayudas técnicas y adaptaciones pautadas.
  • Recogida y gestión de recetas y documentos relacionados con la vida diaria de la persona usuaria.
  • Dar aviso al coordinador/a correspondiente de cualquier circunstancia o alteración en el estado de las personas usuarias, o de cualquier circunstancia que varía, agrave o disminuya las necesidades personales o de vivienda de las personas usuarias.

 

En el domicilio: Se entiende por atención a las necesidades del domicilio las siguientes:

  • Mantenimiento de limpieza o ayuda a la limpieza de la vivienda, salvo casos específicos de necesidad que sean determinados por el técnico responsable.
  • Preparación de alimentos en el hogar o traslado de los mismos al domicilio.
  • Lavado a máquina, planchado, repaso y organización de la ropa dentro del hogar.
  • Apilación de las ropas sucias y traslado en su caso para su posterior recogida por el servicio de lavandería.
  • Adquisición de alimentos y otras compras de artículos de primera necesidad por cuenta de la persona usuaria.
  • Tareas de mantenimiento básico habitual de utensilios domésticos y de uso personal, que no requieran el servicio de un especialista (cambio de bombillas, cambio de bolsa de aspiradora, sustitución de pilas).

 

Apoyo familiar y relaciones con el entorno: Se incluyen dentro de este tipo de actividades las siguientes:

  • Compañía para evitar situaciones de soledad y aislamiento.
  • Acompañamiento fuera del hogar para posibilitar la participación de la persona usuaria en actividades de carácter educativo, terapéutico y social.
  • Facilitar actividades de ocio en el domicilio.
  • Apoyo y acompañamiento para la realización de trámites de asistencia sanitaria y administrativos.
  • Desarrollo de la autoestima, la valoración de sí mismo y los hábitos de cuidado personal, evitando el aislamiento.
  • Potenciar y facilitar hábitos de convivencia y relaciones familiares y sociales.
  • Fomentar estilos de vida saludable y activos.
  • Apoyo y seguimiento de las pautas prescritas ante situaciones de conflicto que se generen en el seno de la familia.
  • Cuidado y atención de los menores, tanto en el entorno del hogar como en acompañamientos a centros escolares, de ocio, sanitarios y otros.

 
 

Últimas Noticias

 

Estrategia de emprendimiento y empleo joven